Dioxido de Titanio

En uno de los pocos momentos en que enciendo la TV pude ver durante unos minutos un documental en la cadena Discovery Channel donde explicaban que era y en qué se utilizaba el óxido de titanio (TiO2). Me resultó muy interesante y didáctico, así que investigué un poco más sobre este compuesto que ahora mismo seguramente tengas muy cerca de ti

El óxido de titanio es oro blanco, pero muy blanco. Y ese precisamente es el principal motivo de su uso intensivo. Aunque no es un blanco cualquiera, puesto que ese blanco no pierde el color ni se amarillea ni se desgasta, ya que permanece como un blanco impoluto durante décadas.

En el documental mencionaban una mina en Florida (EEUU) donde extraen arena del fondo de una ciénaga y obtienen un mineral llamado ilmenita usando para ello pulsos de alto voltaje. Una vez separada la ilmenita de la arena, ésta se distribuye al resto del mundo para su procesado.

Posteriormente en laboratorios de diversos países se procesa la ilmenita para obtener el preciado polvo blanco al que llaman óxido de titanio (TiO2).

Voy a ser categórico: El óxido de titanio es una de las sustancias más blancas que existen, ya que refleja prácticamente toda la luz que le llega y mantiene su color pase lo que pase. También se puede diluir y mezclar con otros materiales conservando su color. Otra de sus ventajas, la cual los fabricantes no cesan de mencionar, es su supuesta ausencia de toxicidad. Luego explicaré lo de “supuesta“.

Partículas de dióxido de Titanio

Siendo un material de uso tan cotidiano, decidí investigar un poco sobre sus aplicaciones y propiedades, pero aunque me encontré cosas buenas, otras no lo eran tanto.

Pero antes de entrar en detalles, ¿Donde tienes TiO2 normalmente cerca de ti? En todas partes, ya que las aplicaciones y usos del TiO2 son extensas. Tanto es así que seguramente no hay día en que no hallas estado en contacto con el TiO2 en alguna de sus formas:

  • Colorante industrial: Es uno de los materiales más blancos que existe, por lo que todas las pinturas blancas lo llevarán, puesto que con el tiempo no se degrada y mantiene ese color blanco intenso. Cualquier plástico de color blanco llevará TiO2, el papel, los juguetes así como todos los productos de decoración blancos.
  • Colorante dentífrico: Prácticamente todas las pastas de dientes del mercado llevan óxido de titanio entre sus ingredientes para conseguir hacer la pasta de dientes más blanca.
  • Colorante textil: Todas las prendas sintéticas consiguen su blanco nuclear con este material.
  • Construcción: El cemento blanco lleva óxido de titanio, utilizándose también de manera habitual en las cerámicas blancas y en recubrimiento del hule o linóleo.
  • Protector solar: Ahora que viene el verano, puedes echar un vistazo al protector solar que utilices habitualmente, ya que seguramente llevará este material, extendiéndose también su uso en jabones, polvos cosméticos y cremas.
  • Papel: Cualquier papel que necesite ser delgado y un blanco impoluto llevará TiO2, como los papeles especiales de la impresora o los de los cigarrillos
  • Fármacos: Se podrá saber que medicamentos contienen óxido de titanio entre sus ingredientes, ya que todos los fármacos que utilizan este material comparten mismos efectos secundarios: Propiedades abortivas, teratogénicas o de infertilidad.
  • Colorante alimenticio: Las pastillas de chicles blancas, los caramelos, helados, dulces e incluso leche (la vuelve más blanca y cremosa), las salsas, el queso, etc, son solo algunos de los usos que se le dan a este material.

Productos que contienen el nano-dióxido de titanio (TiO2nano)

A poco que busques en Internet podrás encontrar miles de productos conteniendo Dióxido de Titanio, entre ellos: champúes, bálsamos, lociones hidratantes, cremas de belleza, jabones, filtros solares, lápices labiales, pastas dentales, agua oxigenada, tinturas de cabello, tratamientos anti-arrugas, crema protectora de bebé, máscaras de pestañas, base de maquillaje, aceites corporales, exfoliantes, reductores de poros, tratamientos de estrías y celulitis, productos herbalife, cremas de caracol, tratamientos capilares, etc.

Como no podía ser de otra manera, este material aparentemente perfecto, parece ser que no lo es tanto, puesto que sus efectos perniciosos sobre la salud podrían ser algo ciertamente peligroso; un dato que los fabricantes “se olvidan” de mencionar es que el TiO2 es un material que emplea nanotecnología.

Otro Material que se va a la “lista negra”

En un estudio realizado por científicos del centro Jonsson Comprehensive Cancer de la UCLA (EEUU), demostraron que las nanopartículas de TiO2 presentes en los productos antes mencionados causan daño genético sistémico en ratones, induciendo roturas en las cepas del ADN y causando daño cromosómico e inflamación e incremento del riesgo de cáncer en los animales.

Las nanopartículas se acumulan en diversos órganos porque el cuerpo no cuenta con un medio efectivo para eliminarlas ni menos que impida su paso debido a su minúsculo tamaño. Por esta razón pueden ir hasta cualquier parte del cuerpo, incluso atravesar células y membranas fácilmente, interfiriendo con los mecanismos del mismo núcleo donde se encuentra el ADN.

Pues bien, este producto fue declarado en 1969 por la OMS, totalmente inocuo, por lo que se permite su uso en cualquier ambiente sin restricciones. Desde 1969 las cosas no han cambiado.

Ojo, no pretendo ser alarmista, puesto que este material no te matará,  por supuesto, pero de ahí a ser inocuo hay un trecho muy largo. Este es únicamente un “suma y sigue” más que hay que añadir a la lista de los productos tóxicos que ingerimos cada día de una manera u otra.

Siento ser portavoz de malas noticias, pero no hay que tomárselo a la tremenda, ya que lo único que tenemos que hacer es acostumbrarnos a leer la composición de los productos que compramos, que para eso están las etiquetas.

Cuando se utiliza TiO2 en alimentación, viene nombrado como E-171 y E-771, mientras que en cosmética su nomenclatura es CI 77891.

El que quiera seguir durmiendo no tiene de qué preocuparse, porque casi con toda seguridad que dentro de poco tiempo aparecerá otro estudio, esta vez pagado por la industria interesada, desmintiendo el anteriormente realizado por la UCLA y concluyendo que el TiO2 es un material más bueno que el pan, para así tranquilizar a quien quiera creer a pies juntillas lo que diga la industria. Y si no al tiempo.

RELACIONADO:

- Blog “detengan la vacuna”: El Dióxido de Titanio.

- Quiminet.com: ¿Para qué se usa el óxido de titanio?.

  (LECTURAS: 13043)

This entry was posted in Tecnología and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

9 Responses to Dioxido de Titanio

  1. Carlos says:

    Muy buen articulo, con referencias. Gracias por compartir y saludos.

  2. Estefanny says:

    Que lastima…me puse a investigar del dióxido de titanio porque compre una base para maquillaje y me fije en lo que contiene porque es la primera vez que usare una, y me encuentro con toda esta información que de alguna manera nos dice que no todo lo que compramos es bueno para nuestra salud y las empresas que se dedican a la producción de estos productos tanto alimenticios como cosméticos venden cosas que no deberían. realmente es algo decepcionante porque uno confía cuando compra a cualquiera de estas empresas pero en fin, supongo que nadie usa lo que produce. Tendré que tirar mi base y haber perdido $260

    • Mino says:

      A ver, por un lado no te va a matar, al menos a corto plazo, así que aunque lo utilices una vez no te va a pasar nada grave, aunque yo comenzaría a mirar con detenimiento las etiquetas más a menudo.
      Por otra lado…¿Merece la pena gastarse 260 dólares en una base para maquillaje? ¿Tan importante es lo que los demás opinen de usted?
      Un saludo,
      Mino

  3. ALBERTO ITURBE says:

    Hola Mino, me parece muy interesante tus comentarios sobre el dióxido de titanio, sin embargo me gustaría hacer algunas precisiones. Por el tamaño de particula, existen dos tipos de producto. El nanotitanio que tiene un tamaño a nivel ADN y el otro titanio micronizado, este es a nivel mas grande que las células. En el caso del nanotitanio existe un debate sobre su carcinogenidad porque algunas corrientes cientificas mencionan que puede interacturan con nuestro DNA. Sin embargo este tipo de dióxido de titanio no esta permitido para alimentos y medicamentos. Para estas industrias solamente se permite el dioxido de titanio micronizado en cantidades menores al 1%, el cual es inerte y no interactúa con ninguna sustancia o tejido del organismo. Es mas grande que las células y por eso tal como entra sale del organismo. Tampoco se acumula en los tejidos. Pero si me gustaría que si tienes información sobre carcinogenidad del bióxido de titanio micronizado me puedas recomendar la literatura para leer. Gracias

    • Mino says:

      En los estudios que he visto siempre hablan del tamaño de las partículas del dióxido de titanio nano.
      En el año 1989 se realizó otro estudio donde se comprobó que administrado en ratas por inhalación o de forma intracraneal, se producía un gran aumento de los carcinomas en todas ellas. Aunque si bien a dosis más bajas no existían estos efectos.
      Es por ello que se concluye que existe una evidencia inadecuada de la carcinogenicidad del dióxido de titanio en humanos. En animales deducen que la evidencia es limitada.
      En la ficha de seguridad del dióxido de titanio puedes leer las mismas advertencias sobre su carcinogenicidad cuando se inhala en grandes cantidades.
      Sobre la expulsión del cuerpo del dióxido de titanio que usted menciona, tengo mis serias dudas Alberto, puesto que he visto en multitud de ocasiones a la gran industria alabar las bondades de sus nuevos productos, mientras que también nos aseguraban que todos ellos eran inocuos. Y en todas las ocasiones con el paso de los años y tras quedar seriamente afectadas o fallecidas miles de personas en todo el mundo por determinados productos químicos que se creía eran inocuos, se acabó demostrando que era todo una falsedad creada por intereses económicos.
      Es por ello que en cuanto una compañía como DuPont asegura que el Dióxido de Titanio es totalmente seguro, cuando hay estudios que indican lo contrario, se me encienden todas las alarmas. Por cierto, DuPont es la única compañía que distribuye el Dióxido de Titanio en todo el mundo, que casualidad, ¿Verdad?
      En este estudio del año 1979 se concluyó que el Dióxido de Titanio no era cancerígeno. El primer revisor del grupo de evaluación incluyó la siguiente advertencia: Varias de las ratas hembra del experimento, tuvieron un incremento en el número de adenomas y carcinomas de tiroides, pero el resto del “staff” no la consideró “estadísticamente relevante”.
      El segundo revisor del estudio también destacó ese incremento del carcinomas y adenocarcinomas en las ratas hembra, y también se consideró “poco relevante”.

      En este documento se destaca que uno de los grandes usos del TiO2 es como bactericida, ya que destruye con facilidad bacterias como el estafilococos, el fungi o la temida e-coli. ¿Eso es bueno? Depende, puesto que dejando aparte las contaminaciones, la mayoría de las bacterias de nuestro cuerpo tienen una función específica.
      A ver, yo no digo que el tiO2 haya que eliminarlo, ya que sus posibilidades son enormes. Pero de ahí a ponerlo hasta en la sopa (nunca mejor dicho) hay un abismo, ¿No?
      Un saludo,
      Mino

  4. El dioxido de Titanio en los desodorantesas. como el aluminio, tapa los poros de las axilas, por lo que al rociaserlo la persona no suda por estos poros durante muchas horas, así que las toxinas que deberían salir por ahí no salen, y provocan unas berrugas muy caracteristicas a quien usa desodorantes, en mi tierra esta berrugas reciben el nombre de golondrinos, el problem de estos golondrinos es que son toxinas acumuladas en el cuerpo y que no pueden salir.
    El cancer de mama en la mujer se debe a estos golondrinos, cuando el uso de desodorantes es persistente a pesar de la presencia de estos golondrinos.

    • Mino says:

      Que cosas. Hace tiempo que decidí no utilizar desodorantes de forma intensiva, como hacía antes, y realmente no se porqué tomé esa decisión. Seguramente estaba escuchando a mi cuerpo sin saberlo. O de tanto escribirlo -por fin- comencé a aceptar que no hacen más que untarnos de porquerías de todo tipo.
      Muchas gracias,
      Mino

  5. bertha says:

    Sabes Mino, me había preocupado en exceso, pero ahora que lo dices ya debe haber algún estudio “pagado”, por lo que todo lo oficial va a misa.
    Joerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr¡ pero que me cuentas. Las cosas son inocuas hasta llegar a lo tolerable en cantidad ingerida al día por kg de peso. Pero quién va sumando los mgs existentes en cada bocado que se lleva o lo que absorbe por la piel? Esto es así de duro y terrible, pero se la repanpinfla a la todopoderosa industria alimentaria o cosmética, o, o, o.
    En cierta ocasión, comentando con un colega que está en el mundillo de los análisis comparativos, le dije que como podía estar tan seguro a la hora de publicar que tal o cual producto se merecía el calificativo de “estrella”, si a mi juicio esos parametros utilizados estaban incompletos. Me respondió que se hacian con los medios que tenian y que punto y pelota. Pues yo, ni de coña me mojaría, respondí. Y se cerró la conversación con la frase lapidaria de ” la esperanza de vida ha aumentado de forma exponencial en tan solo 30 años. Será por descuido de la legislación tan “permisiva. O no?” Glup, glup.

Comments are closed.